Archivo de la etiqueta: Historia Contemporánea

El valor de la copla

Por segundo año consecutivo un estudio vinculado al Carnaval tuvo cabida en las jornadas de Jóvenes Historiadores. No obstante, en esta ocasión, no se trataba de hacer una historia al uso, más bien analizar y comprender una fuente para la historia hasta hace unos años menospreciada como es la copla de carnaval.

moises_mora
Pepe Marchena presenta en el Salón de Actos de la Casa de la Juventud a Moisés de Mora. Fotografía Santiago Moreno.

Moisés de Mora Tamayo dio comienzo su intervención, que llevaba por título “El Carnaval de Cádiz a comienzos del Franquismo, acercamiento al retorno de la fiesta y a su papel como fuente popular”, el pasado jueves 5 de mayo con un breve repaso a la historia de la fiesta en la ciudad. Dejó patente la dualidad que, tras muchos siglos de evolución, existía en el seno de la celebración. Por un lado un Carnaval de las élites y por otro el popular que en la segunda parte del siglo XIX la burguesía, como clase social emergente, intentó controlar.

Como bien anunciaba el programa Mora Tamayo ha centrado su investigación en la década de los años cincuenta del siglo XX por lo que antes de analizar temáticas y coplas nos situó en el contexto de la posguerra. Las letras analizadas bailaban desde la aceptación de la Fiesta de los Coros en 1948, tras la explosión de Cádiz, hasta 1959. El hambre, el estraperlo, la problemática de las viviendas, la visión sobre la mujer,… fueron algunos de los temas tratados por el conferenciante.

En el tramo final el joven historiador analizó brevemente las distintas actitudes de los autores de carnaval de posguerra intentando visualizar sus pensamientos e ideologías. Bien pasadas las nueve de la noche, y tras animado debate sobre el tema, se dio por concluida la sesión hasta la semana que viene.

Santiago Moreno Tello.

Los bajos fondos del Cádiz de finales del siglo XIX

DSC_0175
Ricardo Sancho al inicio de su conferencia. Fotografía Santiago Moreno.

La pasada tarde del jueves 21 de abril Ricardo Sancho Garzón, estudiante de último curso del Grado de Historia de nuestra universidad, nos presentó la conferencia titulada “Violencia urbana y pequeña delincuencia en el Cádiz de la Restauración Borbónica”. Un trabajo que presentará en un futuro cercano como su Trabajo Fin de Grado -TFG-, y que tutoriza el Catedrático de Filosofía Francisco Vázquez. Todos estos datos auspiciaban lo que luego Sancho Garzón confirmó con su exposición: nos encontramos ante un inquieto investigador que, a buen seguro, culminará dicho trabajo con gran éxito. Un trabajo que huye de estructuras convencionales y pretende encuadrarse dentro de la Historia de las Mentalidades.

Durante más de una hora el conferenciante, en una primera parte, desgranó cuales son sus objetivos, que fuentes está utilizado -entre las que destacamos el libro de sentencias y condenas judiciales de 1895 depositado en el Archivo Histórico Provincial de Cádiz-, así como, en una segunda parte, las desmenuzó y realizó un pequeño comentario de las mismas.

A través de su trabajo se puede vislumbrar como se estructuraba la sociedad gaditana de finales del siglo XIX. Una sociedad totalmente compartimentada donde las clases bajas o populares no tenían opciones de ascender en la pirámide social encontrándose abocada, en muchos casos, a arrojarse a la bebida, realizar robos o hurtos, a delinquir en general. Las sentencias analizadas por Sancho Garzón nos hacen comprender la numerosa migración que en aquellas fechas arribaban a la capital andaluza, ya no solo de municipios gaditanos, sino de otros puertos españoles. Al igual que nos hablan de los lugares de sociabilidad de aquellos años, a la par que de las zonas más conflictivas de la ciudad como podían ser calles del barrio de Santa María o de La Viña.

DSC_0174
Aspecto del Salón de Actos de la Casa de la Juventud el pasado jueves 21 de abril. Fotografía Santiago Moreno.

La tipología de las armas que se usaban o el duro sistema penitenciario de la época fueron otras de las cuestiones analizadas por el joven historiador. Una vez más el público asistente practicamente llenó el Salón de Actos de la Casa de la Juventud y tras la conferencia hubo un pequeño debate en torno al mismo. Casi a las nueve de la tarde se daba por finalizada la sesión invitando a los presentes a una nueva conferencia el próximo jueves 28 de abril.

Santiago Moreno Tello

¿Antitaurinos?… simplemente maleducados, ignorantes e intolerantes

El pasado jueves 14 de abril en la gaditana Casa de la Juventud, tuve el honor de presentar la intervención del  graduado en Historia Francisco Salvado Manzorro que, sobre el tema “De la Tauromaquia a caballo al toreo a pie: los toreros de Chiclana de la Frontera en los siglos XVIII y XIX”,  se integraba en el V Ciclo de Jóvenes Historiadores, organizado por la Asociación Cultural y Universitaria Ubi Sunt?, y con la tutela de la Concejalía de Juventud del Excmo. Ayuntamiento de Cádiz y la Universidad de Cádiz.

13012870_10206222443746673_261617547123000915_n
Aspecto del Salón de Actos de la Casa de la Juventud el pasado 14 de abril. En la mesa, de izq. a dcha. José Marchena y Francisco Salvado.

Se trataba de un estudio, en base a su Trabajo Fin de Grado, donde exponía una serie de hipótesis y datos sobre la evolución del toreo a caballo hacia el toreo a pie, desde el protagonismo de los toreros nacidos en Chiclana, y considerando diversos aspectos de carácter político, técnico y cultural. Lo que en un principio debía discurrir con la normalidad que todo tema científico expuesto a unos asistentes y en un audotorio público no fue así cuando un grupo de sujetos  intentaron convertir el acto -sin conseguirlo- en un lugar donde, en medio de acciones irracionales, intolerantes y tendenciosas, pretendieron imponer supuestos criterios antitaurinos (¿?), frente a un público que escuchaba educada y respetuosamente al conferenciante. A lo largo de su exposición dichos sujetos interrumpieron en distintas ocasiones, no respetando parte de lo que allí se planteaba, exigiendo utilizar otras expresiones, a su parecer, más adecuadas (¿?) y censurando que dicha conferencia se diera en un lugar público (¿?). Desde la dirección de la mesa, se les pidió amablemente que dejaran terminar al conferenciante y expusieran sus ideas al final de la intervención, pero siguieron interrumpiendo el acto, sin escuchar las indicaciones y mostrando una actitud insolente, despreciativa, intolerante y agresiva con los que allí nos encontrábamos.

A pesar de ello, a pesar de vivir momentos de cierta tensión, y a pesar de que el conferenciante tuvo que luchar contra gritos, falta de silencio y secuencias de tensión, consiguió terminar el acto, en medio de la aprobación y el reconocimiento del público asistente, y en medio de la frustración, violencia dialéctica y gestual y a mi parecer, ejerciendo el más espantoso ridículo, por parte de unos sujetos que, en ningún momento, aceptaron la libertad de expresión, la libertad de cátedra y los más mínimos principios del respeto, tolerancia y educación hacia el semejante -más cercano a los animales que supuestamente defendían-.

Tengo pues, que felicitar al conferenciante por su firmeza en ese primer paso de acercamiento al tema, porque, se quiera o no se quiera y al margen de posibles opiniones en contra o en favor, es legítimo, lícito y conveniente, estudiar, investigar, conocer y difundir el conocimiento de cualquier tema, sea el que sea, dentro del respeto y los límite de la ciencia y las hipótesis de investigación y de academia. Y además si antes de su conferencia pretendía seguir investigando en el asunto, después de esta va a seguir haciéndolo con más énfasis.

Felicitar también a Ubi Sunt?, porque siguen trabajando en pro de la historia, del saber, de conocer y conocernos un poco más y por ampliar la cultura, que es lo que nos aleja de las cavernas, la irracionalidad y la violencia, de cuya muestra vimos algunos botones en la conferencia del pasado 14 de abril.

Felicitar por último al equipo de gobierno municipal y a su concejala de Juventud María Romay y a todo su equipo técnico, porque dieron un ejercicio de tolerancia, respeto científico y libertad de pensamiento, y demostrando ser posible aceptar cualquier tema aunque teóricamente, no tuvieran una gran afinidad con el tema que se presentaba.

En cuanto a los sujetos que intentaron reventar la conferencia y fracasaron en su cometido, decir bien poco porque no se lo merecen y porque la ignorancia es el mejor premio y merecimiento a su actitud. Ya hace tiempo que vivimos en un régimen de libertad de expresión y de respeto, aunque dichos señores no deben conocer muy bien en qué consisten estas palabras. Si supuestamente su asistencia lo hicieron en calidad de “antitaurinos” les diré, y de esto creo entender algo quien lleva más de veinte años estudiándolo, que el término les viene grande. Llamar así a quienes actuaron de tal manera, sería grandemente injusto con una corriente de pensamiento que, casi desde el principio de la tauromaquia, intentaron argumentar, razonada y científicamente, sus propios criterios. Como comprenderá, meterlos en la misma buchaca de San Isidoro, Lope de Vega, Quevedo, la Reina Isabel la Católica, el padre Sarmiento, José Vargas Ponce, Jovellanos, Cadalso, Fernán Caballero, Moreno Espinosa, Álvarez Espino o José Sanz Pérez, como ejemplos de una casi interminable nómina de polemistas, doctos, científicos y razonados antitaurinos es, como poco, una broma.

Si pensaron que la conferencia del señor Salvado Manzorro hizo apología de la tauromaquia, estoy convencido que la actitud de los susodichos agitadores, errónea, agresiva e intolerante, pudo realmente ganar más adeptos al mundo de los toros que lo contrario. Pero desde luego, no creo que nadie de los allí presentes viera en estos sujetos representantes de nada ni de nadie. Más bien, paladines del despropósito, del surrealismo y de actitudes que si bien afortunadamente no suelen proliferar, nos recuerdan que no hay que bajar la guardia frente a los represores de la libertad de expresión y de la ciencia.  El gran escritor del 98 y pensador antitaurino Eugenio Noel, se llevó toda su vida dando charlas y conferencias por España, en medio de los incomprensivos e intolerantes taurófilos, que asistían a dichos actos para reventar su plática. El pasado 14 de abril sucedió lo mismo, pero cambiándose las tornas. Si don Eugenio hubiese levantado la cabeza el pasado jueves, y se hubiera acercado a la Casa de la Juventud, no me cabe duda que se hubiera situado en la mesa de conferenciantes, porque para nada se hubiera visto reflejado con aquellos sujetos. Porque Noel fue antitaurino, pero educado, docto y tolerante. A diferencia, los sujetos que fueron a la conferencia del señor Salvado Manzorro, no fueron antitaurinos…simplemente maleducados, ignorantes e intolerantes.

José Marchena Domínguez

Director General de Extensión Cultural y de Publicaciones de la Universidad de Cádiz

Profesor Titular de Historia Contemporánea de la Universidad de Cádiz

Abierta la matrícula al congreso “Cine e Historia”

Ya es posible matricularse al congreso Cine e Historia, que se desarrollará entre los días 17 y 19 de noviembre de 2015 en el Edificio Constitución de 1812 (antiguo Aulario La Bomba) del Campus Universitario de Cádiz.

Los interesados pueden acceder a la inscripción pulsando aquí. Os adjuntamo cartel y programa.

[A5]FlyerALTA-02

La guerra a través de la pantalla de cine

La Segunda Guerra Mundial posee una mística particular. Aún hoy, cuando el conflicto parece quedar muy lejos (hace una generación que desapareció la división bipartita del mundo que resultó tras la contienda), volvemos una y otra vez a la que sin duda fue la guerra más cruel y devastadora que haya conocido la humanidad.

Pero los intentos de comprender el conflicto no se han quedado solamente en libros de historia, sino que también han aparecido novelas, juegos, películas y series televisivas que han intentado ofrecer su visión particular de la tragedia que durante tan solo unos pocos años (una década en Asia, seis años en Europa y cinco para Estados Unidos y Rusia) se desató por todo el mundo.

El conferenciante (derecha) , acompañado por el profesor José Marchena, que realizó la presentación.

Javier Garcés Gutiérrez ofreció el pasado jueves una interesante recopilación de este tipo de películas, mostrando el amplio repertorio fílmico que existe sobre estos años, hasta el punto que cada pequeño detalle del conflicto parece haber encontrado un director dispuesto a narrarlo al gran público.

La conferencia puede verse íntegramente en este enlace: